No solo las extrañamos


También las necesitamos. El domingo fue colosal, fuerte, energético, reflexivo. Domingo de nuestras mujeres, mi madre, mi hermana, mi hija, mi compañera de trabajo, mi vecina, todas unidas a un sólo grito: igualdad, respeto, equidad, no al abuso, no a la violencia, no a los asesinatos, ¿será mucho pedir?

Eso es lo que México como país necesita, que los hombres entendamos que la mujer es un ser maravilloso y digno de ser respetado, apoyado, amado y no golpeado, abusado, violado y lastimado. Ya basta de tanta estupidez por parte de algunos hombres y de las autoridades, de la policía, de ministerios públicos, de gobernantes, a quienes se “les olvida” que ese día las mujeres iban a hacer su movimiento.

Fue muy impactante verlas en las calles, caminar, gritar, exigir y levantar la voz. Y como siempre existen infiltrados, en este caso fueron infiltradas quienes, con el rostro cubierto, hicieron desmanes, como lanzar bombas molotov, mismas que impactaron con otras mujeres y con la policía. Qué bueno que fue en domingo cuando se vio el poder femenino y qué bueno que ayer lunes notamos su ausencia del mundo laboral, social y económico del país, porque no queremos y no vamos a permitir que esas ausencias sean permanentes, aunque ya son miles de mujeres las que han muerto por la violencia de género. No quiero imaginar un México sin las mujeres en todas las áreas de la vida, aunque ayer muchas tuvieron que trabajar, porque lo urgente supera a lo importante y el llevar el chivo a casa supera el miedo y el dolor que genera la violencia diaria en su contra. Ya basta de abusos, de majaderías, de ofensas, de frases corrientes, sexosas, lascivas. Ya sean trabajadores de la construcción o el mismo Plácido Domingo.



contacto@gustavoadolfoinfante.com.mx
© 2019 Gustavo Adolfo Infante



Acerca De

Aviso de Privacidad



Recordar Usuario| Recuperar Password

 
 
  REGISTRATE